domingo, 21 de mayo de 2017

BONEY M - BOONOONOONOOS

Uno de vez en cuando debe de volver a escuchar a aquellos grupos que formaron parte de su infancia y que cuando uno crece no los olvida totalmente pero si que los deja durante mucho tiempo en el limbo.
Uno cambia, busca nuevas cosas. Pero conforme pasan los años te das cuenta de que uno debe respetar y valorar lo que escuchaba de niño, independientemente de la calidad que atesora, pues la calidad es lo de menos cuando lo que escuchas lo disfrutas.
Este quinto álbum del grupo tardé muchos años en comprarlo.
Cuando lo hice, por completismo y porque también había temas que me gustaban desde siempre, resultó que fue realmente reconfortante. Como volver a un sitio que hace años que no vas pero que recuerdas con cariño.
No es un disco maravilloso. Los tiempo cambiaban y la música Disco y Disco Music ya no atraí ni pasaba por un buen momento, sobre todo en los primeros 80.
El disco fue editado en el 81 y, aunque triste decirlo, fue el comienzo del declive del grupo, tanto ventas, como en popularidad.
Las cosas iban muy rápido en los 80. Tan rápido que en unos meses un estilo musical pasaba de ser lo más o quedar obsoleta.
Y algo de eso pasaba con Bony M. Su sonido les sonaba ya a algo pasado.
En cuanto al disco pues, pasados los años, hay que reconocer que no está mal. No es completo, pero hay muy buenos temas.
Como ya pasara en ciertos pasajes de su anterior disco, Oceans of Fantasy, los sonidos más Funk y disco se mezclan con baladas y con temas con sabor caribeño.
De hecho el título es una palabra caribeña que significa felicidad.
Sonando tal vez un poco fuera de su tiempo, para mí hay cañonazos como son el propio tema Boonoonoonoos que siempre me han parecido  directos y con aún sabor a una Disco Music tardía con elementos caribeños.
Tampoco suena nada mal Silly Confusión. Sonidos Disco Music con un final Disco Sintética que parece hecha por el propio Moroder.
Incluso Malaika hace que uno se mueva con ese sonido reggae más caribeño después de tantos años.
También escucho ahora como bonitas baladas Jimmy, Consuelo Biaz o la "ecologista" We Kill The World (Don´t Kill The World).
Temas también como la Funk Soul Breakaway  suenan mucho mejor ahora. Un bajo de esos que me gustan y ritmos sensuales y candenciosos.
Ride T Agadir también es de esas que valoras más ahora que en su momento.
Definitivamente no fue su mejor trabajo, pero atesora aún buenos temas para todos aquellos que amábamos al grupo.
Ese disco que no es tu favorito pero que sabes que debes de escucharlo de vez en cuando.
Y amigos míos, son Boney M. Ese grupo con el que había pasado grandes momentos de niño y que me había olvidado al crecer, pero que les debo mucho musicalmente hablando.
Así que me despido mientras bailo Sad Movies.

SUBESPAI - CARRERS DE SYDNEY


Hace unos dias, desde Sydney, se puso el responsable de este proyecto en contacto conmigo para mostrarme su trabajo.
Catalán él, que por problemas de la crisis que sufre este Estado, se vio obligado a emigrar al otro lado del planeta en busca de una vida mejor.
Carrers de Sydney refleja el cambio de un lugar a otro. De una ciudad a otra. Todo parece familiar, pero en el fondo es todo nuevo.
Las calles, los sonidos, la gente.
Subespai, a traves del Ambient Drone, nos ofrece tres temas en donde los sonidos lineales y con apenas variaciones nos adentra en esas calles de una nueva ciudad que tienen su propia pulsación. Su propio sonido y vida, creando sensaciones diversas en el oyente.
Porque Subespai propone sensaciones con su música más que descripciones, aunque también las haya.
Ideal si vas con los auriculares puestos y vas caminando por la ciudad y también ideal para poner en casa tranquilamente y adentrarte en tus propios mundos.
De las dos maneras es válida su música.
Hay más gente, pero tu caminas sólo por las calles de la ciudad.
Sensaciones e introspección cuando todo es nuevo para ti.
La banda sonora de aquellos que tienen que empezar una nueva vida en ciudades lejanas.


sábado, 20 de mayo de 2017

IBES MAGORA - ATMO2PHERICA



Próximo a salir al mercado gracias al sello Amuza Producciones , (concretamente el dia 22 de este mes), tuve la suerte de que llegase a mis manos el cd.
Estos dias estuve escuchándolo y degustando los temas que aquí se encuentran.
De entrada diré que el sonido es francamente bueno. Excepcional diría yo.
La masterización de Cyborgdrive es una vez más perfecta.
Cuando uno empieza a escuchar el disco se da cuenta que a Ibes le gusta los grupos y los sonidos electrónicos de todas las épocas.
Jean Michel Jarre es el primero que me vino a la cabeza, pero después de poder hablar con Ibes via messenger, y de poner más veces el disco, si que encuentras más. Mike Oldfield, Deep Forest, Paul Van Dyk o Faithless entre otros, son influencias del músico.
Y si que se notan. Lo que, como digo siempre, no significa que copie.
Infuencias tiene todo el mundo y sino que me lo desmienta alguien.
Hay momentos para la electrónica más relajada y ambienta, que no soporífera, y otros donde uno tiene que moverse irremisiblemente.
Por ejemplo está el trallazo que es Electronic City. Decir que es Synth Pop sería limitarse mucho.
Los sonidos electrónicos van más allá.
También podemos encontrar Where Are You Goin. Precioso tema, con voz femenina ligeramente deformada que recita sensualmente sobre las capas de sintes que crean unas atmósferas perfectas y descriptivas y las cajas de ritmo dotan al tema de una consistencia increible.
Preludio es otro más que destacable tema, donde vuelve a aparecer la voz femenina pero esta vez recitando en francés y donde la guitarra tiene un protagonismo inusual en el disco. Un tema con mucha más fuerza de lo que aparente.
Voyager te invita a ser eso, un viajero. Ritmos candenciosos y sonidos adecuados para viajar en coche mientras uno va sin rumbo fijo.
Es la que mas retro me suena de todas. Para mi no es malo. Cautivadora.
Si te estabas relajando en exceso, tienes la  Disco Space Acid Danser Ave Moi (en original y en  la remezcla de Cyborgdrive) que te harán levantar del asiento.
El nombre del disco refleja bien el contenido del disco.
Atmosférica.
Fantásticas piezas como Memoria Cero o Intimity  te ayudarán a despegar.
Porque Ibes propone con su disco un viaje con un punto de partido, (su disco), pero donde el punto de llegada lo debes de buscar tú.
Ibes crea ambientes, atmósferas, sensaciones, pasajes y también mucho placer al escuchar su música.

https://www.facebook.com/search/top/?q=ibes%20magora
https://www.amuzaproducciones.com/
https://www.facebook.com/search/str/amuza+producciones/keywords_top

ULTRA CHICKS - LOLITA YA-YA - VOLUME 2

Segunda entrega de temas hechos por chicas en francés. No todas eran de origen francés, pero era el idioma utilizado por ellas para cantar.
Como pasaban en el primer volumen, la mayoría de las cantantes apenas editaron unos cuantos singles y Eps a lo largo de los 60.
Así que es una buena manera de tener no incunables, pero si tener recopilados juntos temas que harán las delicias de aquellos que disfrutamos con el idioma de los galos.
Además de entregarnos sin remisión a esos sonidos Pop, Beat, Chansón, Rock, Garage y lo que sea.
Porque aquí realmente el estilo me parece lo menos relevante, sino simplemente el placer de esuchar buenos temas hechos en los 60 con mucho sabor Lolita.
Temas cortos, inmediatos, bailables, alegres y que consiguen que te pases un estupendo rato mientras lo escuchas.
Versiones y originales. Es lo mismo. Todo vale. Porque todo suena con mucho sabor Chick y mucho sabor a lolita.
Qué tendrá el francés que me gusta mucho para este tipo de temas?

martes, 16 de mayo de 2017

DEEP PURPLE - IN ROCK

Siguiendo mi escucha de discos que hacía años que no escuchaba, seigo con Deep Purple.
Otro disco que apareció en mi casa gracias a mi hermano.
Sin ser yo muy entendido del grupo, creo que este es un fantástico disco y el primero que cuenta con una de las dos formaciones míticas y que les llevó a la cima.
Gilan, Gloves, Blackmore, Lord y Paice fueron este quinteto aplastante que no sé si inventaron con otros el Heavy Meatal o el Hard Rock, pero desde luego mucho tienen que ver con ello.
Esto tuvo que ser un trallazo, una bomba de relojería para muchos en aquel 1970.
La potencia que delpliega este disco es inmensa de principio a fin.
El comienzo demoledor de Speed King, con ese intermedio sinfónico de Lord, para volver a una descarga Speedica de Rock devastador, es inconmensurable.
Bloodsucker baja revoluciones pero sigue sonando como una apisonadora.
La mítica Child In Time, da un poco de calma despues de tanta tempestad.
Este tema es francamente una joya. Diez minutos inmortales dentro del Rock que no pueden pasar desapercibidos para nadie. Momentos de Rock Sinfónico (esos teclados de Lord), momentos de Hard, y momentos donde el la intensidad no baja nunca. Un clásico total.
Si ya te estabas amodorrando, llega otro torpedo directo a tu línea de flotación. La desvocada Flight Of The Rat te llevará sobre su ritmo trepidante durante casi ocho minutos.
Como auténticos metales pesados suena Into The Fire y Living Wreck. Dos temazos que son pura delicia metalera.
Y el disco remata con la tremenda Hard Lovin´ Man. Esa guitarra demoledora de Blackmore es tremenda, la batería pega en la boca del estómago. Los teclados sinfónicos de Lord apabullan. El bajo percute impasible y la voz mantiene la intensidad que el tema impone.
Una manera más que brillante de terminar el disco.
In Rock no sólo es un clásico, sino que sigue sonando igual de potente que cuando se editó en el año 1970.