sábado, 6 de abril de 2013

ABC - BEAUTY STAB

Cuando ABC planeó el segundo disco, al ver la portada tan hispana, quiero hacer de especulador y pensar que es una portada con mensaje subliminal, y que quisieran transmitirnos algo como "nos van a torear con esto" o "¡Con lo que vais a tener que torear los oyentes!
Parto de la base de que sino imposible, después del espectacular The Lexicon Of Love, era muy muy difícil no sólo superarlo, sino acercase a algo parecido.
Sin Trevor Horn en la producción, el cual había sido parte muy importante en el desarrollo de su primer disco, y además con el abandono del batería, Martin Fry y sus amigos se enfrentaba a un posible descalabro.
Cuando escuchas el disco por primera vez, te echas las manos a la cabeza, y piensas que aquí se acabó todo. Una producción muy distinta, un predominio de las guitarras absoluto, que en algunos casos son riffs rockeros y duros, no hay esos arreglos de cuerdas tan impactantes, no hay esos temas que te hacían bailar sólo con la primera nota, no hay.............¿Hay algo?
Pues sí, y bastante más de lo que parece. Partiendo de la base que es inevitable la comparación con The Lexicon Of Love, lo que está claro es que es un disco que necesita bastantes escuchas para ver que no está nada mal, y años incluso para valorarlo en su justa medida, es decir evitando las dichas anteriormente comparaciones.
That Was Then But This is Now que abre el disco y fue el primer single es toda una declaración de principios, y es un tremendo tema Funk guitarrero con un final apoteósico.
Unzip es algo parecido y temas como United Kingdom o la fantástica S.O.S nos reconcilian con el grupo.
Quitando esa carga guitarrera y ese sonido tan desnudo que comentaba al principio, los temas guardan totalmente la esencia del grupo. Otra cosa es que con la producción del también citado anteriormente Trevorn Horn pudieran haber ganado muchos enteros. Eso es seguro.
Una segunda entrega donde se jugaron mucho, pero que pudieron aguantar el embite, consiguieron mantener el tipo y seguir en la brecha musical con mucha dignidad hasta el disco UP.

A-HA - SCOUNDREL DAYS

El trío noruego más internacional sacaron en el 86 su segundo larga duración, y después de su tremendo éxito con el primero y sus respectivos singles (Take On Me, The Sun Always Shine on T.V.) se la jugaban.
Aquí demostraron que, aparte de ser guapos y ser un fenómeno de fans quinceañeras, también sabían y tenían claro como hacer las cosas.
Porque, si bien no había temás tan pegadizos como en el anterior, si hay temas mejores, más elaborados, más trabajados, consiguiendo un puñado de temas agradables y disfrutables, que hacen uno de sus mejores trabajos.
Sus singles Cry Wolf o I´ve Losing You son buenos temas, pero no sobresalen del resto.
Para mí October y Soft Rain in April son preciosos temas otoñales , para escuchar mientras vas por el parque y caen las hojas.
Manhattan Skyline tiene unos cambios buenísimos y tajantes. Aunque en la cara b hay un par de temas sencillos y facilones de tararear, que tienen su encanto.
Se propusieron sacar un producto para que por lo menos la crítica especializada no los despellejase o los tachase de niños mimados por las discográficas. Y por lo menos eso lo consiguieron.
A-HA han tenido siempre me respeto. Su Pop con toques electrónicos en muchas ocasiones, acompañando la magnífica voz de su cantante, creo que han hecho buenos temas, aunque siempre creo que el ser guapetes, tener fans quinceañeras detrás, y vender bien en sus comienzos fue un lastre para poder demostres que lo que sabían hacer lo hacían bien.
Con altos y bajos, con largas pausas, siguen en activo. Y sin ir más lejos su último disco, editado a finales del año pasado, es un gran disco. De lo mejor en su estilo de el año que nos dejó.

ROBBIE NEVIL - CÉST LA VIE

Tengo esto para vosotros y para mis "canciones del armario".
En el año 86 esta canción irrumpió en las emisoras de radio de medio mundo.
Detrás de este tema estaba Robbie Nevil, un chico de los ángeles que ya había escrito canciones para otros grupos como Earth, Wind & Fire.
El tema tiene un estribillo más que pegadizo, además de una buena producción, con sonido de la época, lo cual quiere decir que ahora puede sonar un poco sobrecargada, sobre todo en la parte referente a las baterías y los teclados. Aún así no deja de ser un tema Pop Rock con guiños hacia la pista de baile.
La segunda cara, sin ser nada del otro mundo, tiene para mí un encanto, y es que el sonido y la estructura de la canción me recuerda mucho a Arcadia, si, si, el grupo que editó sólo un disco y eran la mitad de Duran Duran. Supongo que, como dije antes, será porque la produccón de aquellos años era así.
Es un tema para recordar, entre otras razones, porque fue otro de mis inversiones de un euro, con lo cual tengo que amortizarlo como sea, que no están los tiempos para ahorrar.
Si no te gusta me lo demandas, pero con un comentario.

TINO CASAL - ETIQUETA NEGRA

El segundo Lp del desaparecido Casal, fue el que le dio el éxito definitivo en cuanto a ventas, pues la crítica musical más abierta a los nuevos sonidos, ya le habían dado el éxito con el magnífico Neocasal.
El músico New Romantic español por excelencia.
El 83, no puedo empezar mejor para el compositor, Embrujada fue un bombazo inmediato, con un sonido muy internacional, gracias a la producción de Julián Ruiz. Un sonido que por aquellos años no era muy habitual en este país.
Casal no sólo fue Embrujada. En disco tenía otros grandes temas como Miedo, African Chic o la que da título al Lp. Techno Pop "a la española", pero exportable a todo el mundo.
Una primera cara magristral, imparable, con Casal en plena forma vocal. Una voz un tanto amanerada a lo largo de toda su carrera, que siendo buena, fue siempre un obstáculo para que muchos apreciaran los temas.
La cara b no está mal, pero me parece menos uniforme, las baladas me parecen un tanto blandengues, pero están ahí Legal, Ilegal, o la instrumental Malaria para mantener un buen nivel.
A los intrumentos lo mejor de este país en un estudio, Javier de Juan a la batería, Carlos Gª Vaso (Azul y Negro) a las guitarras, Javier Losada a los teclados varios y Luis Fdez Soria como ingeniero de sonido aparte, claro, Julián Ruiz a los mandos de una producción magistral.
Casal no sólo cantaba. No hay que olvidarse que era un artista y muy completo. El componía los temas, hacía las portadas, pintaba y ponía la estética. Algo que muchos en este país nunca supieron  valorar.
Aquí os dejo una segunda edición, que incluía el tema para la Banda Sonora de la película Sal Gorda Trigre Bengalí, que es estupenda y refuerza más el Lp.
Para mí un gran disco. Un gran disco de los 80 hecho aquí, y que forma parte de la muy buena trilogía que nos regaló el músico asturiano.