domingo, 2 de junio de 2013

QUEEN - NEWS OF THE WORLD

En honor a la verdad, tengo que dar gracias a Dios por haber escuchado este disco años antes de que dos grandes temas que incluye este disco como son We Will Rock You y We Are The Champios, se convirtieran casi en un Asturias Patria Querida a nivel mundial, porque sino, a buen seguro, que este que escribe no hubiese ni rozado el disco.
Recuerdo que cambié esta cinta por otra que tenía y que no me interesaba en exceso.
Empezaré con la portada. Me impresíonó desde la primera vez que la vi.
Un robot deshaciendose de los humanos, y lo bueno es que el robot tenía cara muy humana y de buena persona si me apuras.
Un ejemplo más de lo que nunca me cansaré de decir amigos. El Lp era un todo y sólo esa portada ya invitaba a escuchar el disco, que después te gustase más o menos el contenido era otra cosa, pero por lo menos la curosidad ya te había entrado.
Queen ya gozaban de fama cuando editaron este disco en el 77. Y sin ser un admirador ferviente, estos son los Queen que me gustan. Trozos de Rock Duro, Rock con toques Blues, Glam y  toques de sicodelia están desperdigados por todo este trabajo que se antoja de lo mejor que han hecho.
Incluso las baladas me parecen magníficas, y no lo que hiceron en sus últimos discos, las cuales me parecían demasiado empalagosas para mi gusto.
Tengo pasado muy buenos momentos escuchando esta cinta, muy buenos sí señor.
Sheer Heart Attack me parece un trallazo de Heavy  impresionante, y como no soy nada fan del estilo, creo que puede ser objetivo. Haría palidecer aún ahora a muchos que van de duretes.
Get Down Make Love es un tema donde ramalazos sicodélicos se mezclan con un Rock de tintes Space en ocasiones.
Y mi debilidad es Fight From The Inside que me parece un fascinante tema de Rock Disco con un bajo demoledor y palpitante.
Un disco que formó parte de mi infancia, un disco que me sigue fascinando, un disco de cuando Queen me decían mucho, mucho más que otros discos de ellos.
Y por supuesto un disco que no tengo que defender, aparte de que ya habrá fanáticos del grupo de que lo lo defiendan mejor que yo, el propio disco se puede defender el solito.
Un buen ejemplo de lo que pueden hacer guitarra, bajo, batería y, de vez en cuando, un piano.
Bueno amigos, todos necesitamos algunas veces tener "Noticias del mundo".

MIDGE URE - THE GIFT

En los tiempos libres que le permitía Ultravox, Midge Ure tuvo tiempo en el año 85 de editar este disco.
Ya había sacado anteriormente el single No Regrests de éxito en el Reino Unido, pero ahora se atrevía con un Lp.
Sin llevarnos a engaño, el sonido del grupo planea por la mayoría de los temas, sin embargo, también hay que reconocer que tiene personalidad propia, y que no muchas canciones hubiesen entrado en el repertorio de Ultravox.
El single If I Was (éxito) y When The Winds Blow (alucinante tema) tienen las experiencias sonoras que Midge aprendió de su colegas de grupo.
That Certain Smile recuerda a el sonido que Ultravox nos ofreció en Lament.
Muchas veces creo que la voz del cantante de un grupo hace, incoscientemente y casi irremediablemente, que la asocies primero al grupo y después, poco a poco, te das cuenta que es un trabajo en solitario, independiente.
La carga sentimental y emotiva que desprende el trabajo es intensa, por lo menos para mí, ya que sé que muchos piensan que Midge era más pose que sentiemiento, como siempre, comparándolo con John Foxx.
¿Porqué uno sí y el otro no? Lo dejo ahí.
The Gift es una balada muy bonita con unos arreglos orquestales estupendos.
Los instrumentales Antillas (recuerda en la guitarra a The Shadows) , Edo (arquitectura japonesa) y  The Chieftain (viento, velocidad, mini-industria, campo)rompe la dinámica y en parte la dirección del disco, pero no la estropea. Es como si Ure quisiera expresarse y decirnos que no estaba encorsetado, que sabía, podía y quería explorar nuevos sonidos, más que experimentar.
En difinitiva, un disco más que valído, muy atractivo. No sólo para lo que gustamos de Ultravox, sino simplemente si te apetece empezar  un poquito de belleza tranquila.

GARY NUMAN - TEH PLEASURE PRINCIPLE

No me importa reconocer públicamente que a este señor lo he conocido tarde.
No, no es que haya comido con él ni ido a su casa. Me refiero musicalmente.
Me refiero a que su música no sonaba en exceso en las emisoras de radio, por no decir nada.
Aparte, no sé, al principio lo veía como el típico guapete, pasto de portadas y fans en UK y, un modernillo que se aprovechaba del Tecno Pop que estaba arrasando en Europa.
¿Porqué no veía eso en Japan o Spandau, o Duran Duran en esos momentos? Pues no lo sé, para que nos vamos a engañar.
Y como nunca es tarde para rectificar, pues rectifico y tan pancho.
Al disco.
Ya sólo con Gary Numan en la portada (ya no se ponía Tubeway Army, el grupo con el que empezó y ahora le acompañaba), el arreglado, aséptico y casi andrógino Numan editaba en el 79 este disco, que ya para muchos, es un referente dentro del Synth Pop y Tecno Pop.
Siguiendo las mismas coordenadas que en su anterior trabajo (Replicas), el músico nos ofrece unos muy buenos temas con ese sonido un tanto frío, gélido y oscuro que será casi un sello de identidad a lo largo de su carrera.
Aquí colabora en un par de temas Billy Currie de Ultravox aportando su violín. (Complex y Conversation).
Si nos gusta Replicas, este nos va a gustan también.  Y no nos podemos olvidar que el impresionante tema Cars, (casi un pequeño himno) está en este lote. Robótica, bailable, Kraftweriana, sintética, impecable.
También destacaría Metal o Films por esa descarga sintética y dark que desprenden.
Numan seguía estando en forma, y si le pongo un pero es el sonido de los sintetizadores (sonido, no melodía) eran, en algunos casos,  demasidado iguales.
Seguía también tenían éxito masivo en UK, donde entraba en las listas sin ningún problema.
Un personaje muy reinvindacado en los ultimos 90 por la nueva escena electrónica y, de hecho, esa paternidad que le otorgaron, le sirvió para vivir una "segunda juventud", pues sus problemas financieros y de distribución de discos hizo que se hubiera quedado relegado casi al olvido, pensando muchos que ya estaba retirado.
Y es que, según el mismo contó,  hace años, los problemas de distribución de su discografía llegó a tal punto en que sólo se podían encontrar en el Reino Unido.  Ahora no, pero hace quince o veinte años era un gran problema.
Gran disco.

TOKIO - YOU CAN´T STOP THIS GAME

Este es un producto fabricado en Cataluña. Euro Disco o Italo Disco del 87 pero que se ajusta perfectamente a los parámetros del estilo, no se desvía ni un milímetro.
Voz femenína, bajo sintético de los de toda la vida y melodía sencilla. Todo ello con más regusto a los primeros 80 que cuando se editó.
La factoría catalana daba sus últimos coletazos en cuanto al estilo Italo Disco se refiere pero lo dejaba con cosas como ésta.
Por supuesto que era para discotecas, por supuesto que era comercial y por supuesto que es superficial y destinado a las radiofórmulas y para que se vendiese.
Totalmente de acuerdo, pero me gusta por su sencillez y porque, si se quiere, era ortodoxo, ya que, ya en esos años en el estilo se metía a todo hijo de vecino. Vamos, algo como en años posteriores pasó con el Chill Out que podía entrar desde Raphael hasta The Orb, todo estaba catalogado igual.
Los rastrillos siguen dando sus frutos, si bien es cierto que este tema lo conocí gracias al difunto blog de Pecados Eléctricos, un blog que sigo echando de menos.
Una canción sin problemas para escuchar.
Que, en definitiva, no puede estar menos que en mis Canciones del Armario.