viernes, 18 de abril de 2014

TERENCE TRENT D´ARBY - INTRUDICING THE HARDLINE ACCORDING TO

Terence editó este primer disco en el 87 y es de esos discos que antes de que llegase  a mi casa, (lo compró mi hermana en su momento), resulta que conocía casi todas las canciones del disco.
Sinceramente creo que es de esos álbumes que sonó hasta la saciedad en todas las emisoras de radio, pero no sólo sus singles, sino también temas del disco.
Y no sé porqué pero siempre he considerado este trabajo como un muy buen disco. De hecho, hace poco me decidí a comprarlo en vinilo a un precio muy reducido, pues ahora lo puedes encontrar en cualquier sitito que venda vinilos de segunda mano.
No siendo yo muy dado a este tipo de sonidos, aunque también es cierto que no hago ascos a nada,  no encuentro fisuras por ningún lado. ¡Y mira que lo he intentado!
Sing Your Name, Wishing Well, If You Let Me Stay o Dance Little Sister son ya temas básicos dentro de los 80, pero es que el resto de los temas tampoco se quedan atrás.
Claro que no se pueden sacar 11 singles de un álbum, pero estoy seguro que todos podrían haberlo sido.
Blues, Funk, Soul y Rythm & Blues juntos a través de todos los temas.
Temas que tienen fuerza, garra y que recuerda a los padres de todos los estilos que aquí se conjugan.
Un trabajo de Terence que tuvo todos los ingredientes para arrasar en ambos lados del Atlántico.
Lo que no tengo yo tan claro es el hecho de que a mí también me gustase. Pero así es y tampoco voy a renegar de ello.
Es cierto que estos estilos me gustan más los antiguos, las canciones clásicas que todos hemos oído, y alguna cosa más, pero tampoco he sido nunca un consumidor habitual de esa música.
En cualquier caso, un disco que tiene ningún pero.

TEARS FOR FEAS - SONGS FROM DE BIG CHAIR

El segundo álbum del dúo británico fue todo un asalta a las listas europeas y confirmaba lo que se intuía con su predecesor.
Que no eran un dúo electrónico al uso como nos podríamos imaginar, sino que la utilizaban para desarrollar su sonido que se encontraba más cercano en el fondo al Pop y al Blues.
Eso no es malo, y menos para ello, que vieron como su popularidad subía muchos enteros, y lo que es mejor aún, hicieron un gran trabajo.
En el 85 no había sitio que se considerase moderno que no pinchara Shout (buenísimo)  y Everybody Wants To Rule The World (bajo mortal y estribillo histórico).
No sólo, por suerte, había estos dos temas, el disco es completo y moderno para su época, con un sonido envidiable y una producción estupenda.
Mothers Talk es un potentísimo tema con unas programaciones impresionantes que no tiene desperdicio alguno y que puede que fuera el único que hubiese encajado en su anterior disco con otra producción más sencilla.
También salió como single. De hecho, este disco tiene ocho temas, y salieron cinco en formato single.
Lo cual nos da una idea del éxito del disco.
También en la cara a estaba The Working Hour, un medio tiempo con toques blues y tranquilo que sienta bien escucharlo.
La cara b comienza con I Believe en clave de blues con toques Jazz. Tranquila y con un sonido claro y cristalino.
Termina la tranquilidad y Broken nos despierta con un comienzo buenísimo. Bajo y batería percuten en tu cerebro e incluso agradeces esa guitarra punteando por el medio de ellos.
De repente la canción se funde, como si fueran una, con Head Over Hells también un gran tema que, a sú vez, vulve a fundirse con Broken y consiguen un efecto de directo, pues al final se oyen aplausos como en un concierto.
Dichos aplausos engarzan con el último tema Listen, que me parece de esas pequeñas joyitas escondidas en los Lps.
Tiene un toque blues, pero los efectos y los sonidos de fondo, así como el final me parecen muy interesantes, creando una buena atmósfera.
Un gran trabajo en su conjunto, más allá del éxito que tuvieron.
Un disco que, sólo por el sonido conseguido ya valdría la pena escucharlo.
El último disco que tengo de ellos, ya que después salvo el tema Showing The Seeds Of Love (sicodelia Beatles total) ya no me generaron más interés.
Pero eso es otra historia.


LOS BRINCOS - FLAMENCO

Como es sabido por muchos, hace un par de días que Junior murió a los 70 años.
Independientemente de todos los cotilleos y de su pasado más cercano, que aquí no vienen al caso y no importan, este señor formó parte de uno de los mejores grupos que ha dado este Estado.
Los Brincos fueron una bocanada de aire fresco al panorama musical español.
El futuro de la música Pop en España no sería la misma sin estos cuatro chicos.
Frescos, con melodías pegadizas y algo que siempre he fijado en ellos, mezclar los sonidos que venían de Inglaterra e Italia y también dejar la esencia de donde procedían.
Flamenco es ese sonido en estado puro. Un tema que arrasó en la España del año 64 y que fue el comienzo de unos años triunfales para el grupo.
Además de Flamenco, este Ep contaba también con otras tres canciones.
Dos más románticas, Nila y Es como un Sueño, de las cuales destacaría ésta última con sabor Italiano y preciosa.
Y la alegre Bye Bye Chiquilla con regusto  a Country Western.
Me gustan Los Brincos. Sí señor.
Ahora ya sólo quedan dos tras la muerte de Junior, pues Fernando Arbex nos dejó hace unos años.
Junior saltó como noticia en los periódicos, pero sobre todo en la prensa rosa por el hecho de que estuvo casado con Rocío Durcal, sino como Fernando, pondrían cuatro líneas y se acabó.
España es un país que no le gusta ni sabe recordar.
Para terminar, este Sr también estuvo previamente en Los Pekeniques y, posteriormente, formó dúo con Juan Pardo.
Me da igual lo que hicieron después, pero a Los Brincos hay que reivindicarlos por lo que hicieron.


THE ROMANTICS - TALKING IN YOUR SLEEP

No fue su único tema conocido, pero sí que es el que más sonó en España.
The Romantics comanzarán unos años antes haciendo Rock, con toques New Wave de toda la vida.
Pero en el 83 dulcificaron su sonido, horterizaron su imágen, y se sacaron de la manga este buen tema con su dosis justa de Rock y, gracias a un bajo punzante y certero, su toquecito de Funk totalmente apto para las radiofórmulas de todo el planeta.
Ese bajo es el que hace que el tema sea reconocible desde el primer momento.
Una canción que bailé mucho en su momento y que, la verdad, me sigue gustando.
Eso sí, si te gusta más el rock, mejor que no escuches el lp que integra esta canción y sí sus primeros trabajos.
De esos tema que te retrotraen a aquellos años.
Y sí, se que muchos pensaréis que podía meterla en mis imprescindibles Canciones del Armario. Pero creo que no sería de recibo, pues en su momento fue un tema más respetado de lo que se pueda pensar.

CELTIBERIA SOUNDS - VOLUMEN 8 (ESPECIAL SEMANA DE PASION)




Recuperando los imprescindibles recopilatorios de Antocón, personaje que defenestró su blog por motivos que ya expliqué en su momento, no podía faltar éste dadas las fechas en las que estamos.
Bizarro total. Freakysmo en estado puro. La España profunda y católica.
En definitiva, un documento sonoro sin desperdicio.