viernes, 30 de mayo de 2014

SCIENCE - TOKYO

Este es uno de esos casos que ocurren cuando miras en cubetas de singles y ves el procio, ves la portada y contraportada y dices :
¿Porqué no?
El resultado es sencillo y simple. Un disco que desconozco, un grupo del cual no encontré ninguna información, salvo que está incluido en Discogs sin ningún tipo de detalles. Un grupo del cual especulo que es inglés. Un disco que es de 1980 y que tiene Tecno Pop de 1980.
Después de escucharlo no me defrauda, tampoco me excita. Es puro y simple Tecno Pop primitivo, pocos medios, poca producción, de esos disco que te preguntas muchas veces como llegaron a poder grabar un disco. Y no sólo uno, llegaron a grabar otro single y adios.
Un tema que me atravería a decir que tiene ciertas reminiscencias Disco Music y que también tiene un pequeño y escondido sonido pre Italo Disco, sin que con esto quiera decir que este disco fuera antecedente de nada, ya que si no llega a estar donde estaba y al precio que estaba, no lo hubiese escuchado nunca y todos estaríamos tan felices.
Sin embargo, es agradable y tiene su gracia por ser de la época que es, cuando a un servidor si sonaban sintetizadores se volvía espectante.

OMD - OMD

En 1980 OMD lanza su primer Lp.
Anteriormente ya había editado algún single con cierta repercusión y reconocimiento, pero con este trabajo empezó a ganarse el respeto de crítica y público.
Desde este primer trabajo, OMD nos indicaban que el concepto de LP les servía para enseñarnos que podían compaginar sin problema ninguno hits potenciales y asequibles con temas de corte más experimental.
Una faceta que el grupo cumplió a la perfección en sus primeros cuatros discos.
Nunca se debe de olvidar que los comienzos del grupo fueron mucho más experimentales de lo que la gente se cree.
Manipulación de cintas, sonidos de radio y electrónica underground eran sus premisas.
Además tenían gustos como Kraftwerk o Velvet Underground, a priori distintas, pero no tanto si lo miramos que ambos buscaban sonidos distintos y estar en la vanguardia sonora. Y a ninguno de los dos se les puede negar que son de los más influyente que ha parido la música popular.
Volviendo a OMD, este disco apunta muchas maneras y ya nos empezaban a dejar joyitas de las suyas.
Preciosidades como Almost, Electricity o Messages. Electrónica un tanto experimental como Dancing o The Messerschmitt Twins.
O simplemente temas como Mistereality, Red Frame/White Light o Julia´s Song que con una mezcla entre Techno Pop y New Wave consiguen momentos brillantes.
Un debut con pocos medios pero más que suficientes para que este trabajo lo guarde como algo especial.
No es el mejor de su carrera, (personalmente me quedo con Dazzle Ships y Organisation), pero ese sonido aún por pulir, esa producción escasa, dan un "algo" a este dsco que lo hace entrañable y que cuando lo vuelves a escuchar nunca te defrauda.
Siempre diré lo mismo, OMD fueron en sus comienzos muchos más que un grupo que supo facturar hits para todos los públicos.
Algo que muchos de nosotros a buen seguro que agradecimos en su momento y seguimos agradeciendo.
Y también seguro que este disco le ha servido de referente muchos otros grupos más que algún disco posterior.