sábado, 12 de diciembre de 2015

MARC BOLAN - ACUSTIC WARRIOR

En 1999 se editó este disco de Marc Bolan bajo el criterio de que aquí se podían oir sus tema más conocidos en directo sin apenas más ayuda que su guitarra.
Un verdadero disco unplagged y no lo que nos vendieron durante los años de auge de esa denominación, porque los había, pero también había mucho que lo tenían todo enchufado, llegando a ser simplemente una grabación en directo pero hecha en un estudio.
Lo mejor de este disco, aparte de los temas claro, es que Marc Bolan demostraba dos cosas.
La primera que sabía cantar. Y cuando digo ésto lo digo en el sentido que no solo cantaba bien, sino que esa voz trasmitía, que para mí va mucho más alla de la calidad de la propia voz.
Y la segunda es que sus temas eran buenos de base. No necesitaban ningún arreglo adicional para ser grandes desde el momento de su nacimiento.
Verdadedas preciosidades aquí como Jeepster, Ballroom Of Mars (Divina en Radio Futura).
Get It On sigue teniendo la misma fuerza. Telegran Sam continúa teniendo ese sabor Glam.
Misthic Lady deja al descubierto ese sabor más folk y camp en su base. Una delicia el resultado final.
Y Cosmic Dancer, Debora o 20Th Cerntury Boy suenan igual de bien tocadas en acústico. Y tocadas todas con pandereta y botella de anís seguirian sonando bien.
Porque los grandes temas, y aquí lo son todos, son buenos tocados de cualquier manera y forma.
Mar Bolan, el Guerrero Electríco, aquí también ejerciendo de Guerrero Acústico.

THE BEACH BOYS - SURF´S UP

Que la década de los 70 no fue a nivel de ventas nada productiva para el grupo está clarísimo.
Fuera de juego Brian desde SMILE y el resto del grupo dando palos de ciego, el grupo ya no era el grupo que había venerado su pais años atrás.
Este disco se editó en el 71 y era otro intento de volver al grupo a lo más alto de las listas.
No lo consiguieron, pero hay que reconocer que es un buen disco de madurez y de buen AOR.
Porque dejémoslo claro, The Beach Boys sólo hizo música surf en sus comienzos. Y esos comienzos podemos reducirlo a sus tres primeros discos.
El grupo, gracias a Brian iba evolucionando a una velocidad endiabla en los 60. Pero no tenían la suerte de Beatles, en el sentido que la presión de la discográfica hacía que tuviesen que sacar dos o tres discos Lp por año. Y aún así Brian dejó joyas de la música popular.
El caso es que en este disco el resto del grupo se pone las pilas y parece que quieren mejorar su situación músical.
Una cosa son las ventas, pero con Sunflower dejaron un gran trabajo. Fue su anterior disco.
Si vemos la portada, preciosa por cierto, parece que ya nos quieren indicar que algo no va bien, que están un tanto abatidos.
Pero repito, aquí hay unos buenos temas y donde todos contribuyen en la composición, aunque tal vez sea Carl el que coja las riendas.
También Brian deja algún tema como es la joya que da título al disco. Se regrabó y era un tema de las míticas sesiones de SMILE.
Bruce contribuye con la preciosa Disney Girls y Carl con temas como Long Promise Road y sigue Brian dejando buenos retazos de que no ha perdido totalmente la cabeza a la hora de componer.
Tiil I Die  o A Day In The Life Of A Tree son dos bonitos temas.
El disco en USA no tuvo mucho éxito, pero sí en UK donde, curiosamente, después del mítico Pet Sounds, el grupo obtenía mejores ventas que en su pais de origen.
Supongo que algunos pensaban en los tiempos del surf y no se daban cuenta de que los tiempos, y también el grupo, habían cambiado. Bueno, si fuera por Mike Love, seguirían haciendo los mismo aún en la actualidad.
Un disco que vale la pena escuchar y disfrutar en estos días más caseros.
De hecho, los años lo están dejando en mejor lugar que en el momento de su edición.
Podría escribir mucho sobre los "topicazos y leyendas" de The Beach Boys, pero no es el momento.
Sólo digamos que su historia haría palidecer a mucha otras leyendas que son más conocidas.
Los chicos de la playa ya no lo eran porque, tal vez, nunca lo fueron.