domingo, 4 de diciembre de 2016

THE BEATLES - WITH THE BEATLES

La beatlemanía ya era un hecho en el año 63.
Así que entre giras interminables, conciertos, entrevistas y demás, los cuatro se meten en el estudio para grabar su segundo Lp.
Con algo más de tiempo que en el primero, el disco contiene mejores temas en su conjunto así como un mejor sonido.
Siguen metiendo temas propios y ajenos.
El resultado sigue siendo magnífico y el disco se venderá como rosquillas.
Como sabeis eso para mí es lo de menos.
Aquí podemos ver la novedad de que encontramos la primera canción escrita por Harrison, que si bien no es maravillosa, es un punto de salida para futuras canciones del Beatle.
Si se escucha un poco suena distinta al resto. No sé, como más "dura".
Y los temas pues como siempre. Dejaron tres o cuatro clásico aplastantes e inmediatos.
All My Loving, It Won´t Be Long o Hold Me Tigh son de esas canciones que seguro que muchos de sus contemporáneos hubiesen matado por hacerlas ellos.
En cuanto a las versiones pues tampoco están nada mal.
Clásicos como Roll Over Beethoven o Please Mister Postman las pasan por su filtro y las convierten nuevamente en clásicos del Pop.
Se nota un avance en cuanto a la composición, y eso que había pasado poco desde su debut, que no de su carrera.
También consiguieron una portada icónica copiada hasta la saciedad. Hasta se puede decir que en eso también fueron pioneros.
No hay que olvidarse nunca de Sir John Martin artífice del sonido del grupo. El disco tiene una calidad de sonido para la época, (y aún hoy) fuera de toda duda.
Cualquier disco del grupo es un clásico, así que éste no lo iba a ser menos.

GWENDAL - IRISH JIG

No fue el primero que escuché de ellos, pero sí que creo que fue el primero que entró en casa en formato Lp.
Estas cosas las traía mi hermano, gran afinicionado a la música, pero la Celta y Folk le tira mucho.
Yo andaba musicalmente en otros sonidos, pero cuando lo escuchaba había algo que me atraía.
Las melodías eran preciosas, por momentos festivas, pero aún así guardaban esa melancolía y tristeza que tienen esos sonidos que los que vivimos por estas zonas sabemos tal vez no intrepretar mejor, tal vez no sentir más, pero sí de una manera distinta.
No sé lo que será, pero ocurre.
Los bretones lanzaron este primer disco que obtuvo bastante éxito y reconocimiento dentro del los medios especializados.
Para mí es un disco bonito. Me llega con definirlo así.
Me evoca a los bosques, a los ríos, a la lluvia, al verde, a  tierras y habitantes mitológicos que son tan habituales a los llamados paises celtas, donde su legado ha quedado más enraizado entre sus habitantes.
Temas tradicionales arrelglados de una forma magistral por el grupo que hacen que Gwendal traspase fronteras.
De hecho en Galicia, pero también en todo el territorio del estado español, el grupo goce incluso a dia de hoy de una gran reputación.
También cabe destacar que hay momentos en que los sonidos más Jazz se cuelan en algunos temas, algo que le da un toque distinto.
Destacar algún tema sería complicado, pero Jackson Morning o Irish Gig, o una que me encanta que se traduciría como Mulas de Orejas Caidas, son sólo tres estupendos temas dentro un disco que contiene otros diez más estupendos, deliciosos y encantadores.
Sino te gusta el estilo, pues no lo escuches, vas a seguir viviendo igual que hasta ahora.
Pero a mí me trae bonitos recuerdos y además me encanta.
Suficiente.